Savannah Venture y 10 inventos para circular seguro.

Las bicicletas han mejorado mucho desde su invención, pero siempre hay espacio para nuevas tecnologías que nos ayuden a circular más seguros o más confortables. Aquí os dejamos 10 grandes inventos o ideas en práctica para hacer nuestra circulación mucho más segura.

1) Blaze Laserlight, el faro láser.

Este pequeño dispositivo a pilas del tamaño de una linterna, proyecta mediante láser la brillante señal de un ciclista en el asfalto seis metros por delante del ciclista real.
Su objetivo es que otros conductores se percaten de nuestra presencia aunque no nos vean.

 

2) Fly6, una cámara para prevenir accidentes.

Fly6 es una cámara que también hace de luz trasera y graba continuamente lo que pasa por detrás nuestro.
Aparte de servir para que el resto de conductores se porte un poco mejor, permite registrar lo ocurrido en accidentes, como si fuera una caja negra.

3) Look at me, el intermitente para ciclistas.

Llevar luces es siempre circular más seguro. Esta banda para ciclistas señaliza claramente nuestra presencia en la vía, y puede ser utilizada como intermitente para indicar cambios de dirección gracias a un pequeño mando que se sujeta al volante. Cuesta 32,99 dólares. Un invento brillante sin duda.

4) Hövding, el casco-airbag.

A medio camino entre el accesorio de seguridad y el de estilo, Hövding es un airbag que se despliega desde una especie de bufanda, y protege toda la cabeza en caso de impacto. Para aquellos concienciados con su aspecto, glamuroso y sobre todo, seguro y fiable.

5) Guardabarros de quita y pon.

Este sencillo e ingenioso invento nos protege de la suciedad que sale despedida de nuestras ruedas.
Su campaña de Kickstarter ya ha finalizado con éxito, pero los que hayáis llegado tarde podéis reservarlo en su página web.

6) Una batería que se carga al pedalear.

Básicamente, podrás cargar, por ejemplo, un iPhone con un 1% de batería adicional por cada dos minutos de pedaleo medio.Puede cargar tu móvil directamente mediante un cable USB o con una batería extraíble de 1300mAh que puedes luego utilizar como batería externa para el smartphone.

Lo mejor del proyecto es que el Atom es muy pequeño, ligero (300 gramos) y fácil de llevar. Su otro punto fuerte está en lo fácil que es de instalar: sacas la rueda de atrás y lo instalas en el eje. No necesitas ir a una tienda ni nada por el estilo. Al ir encajado en el eje, es muy difícil de robar.

El proyecto se lanzó en Kickstarter  y cuesta 115 dólares.

7) Un motor eléctrico universal.

La apuesta de Rubbee es convertir cualquier bicicleta en un vehículo eléctrico.

El invento es un pequeño motor unido a un rodamiento capaz de impulsar nuestra bici a una velocidad de hasta 25 kilómetros por hora.

8) Una alarma RFID.

Si no queremos que nos roben la bici, lo mejor sigue siendo un buen candado, pero una alarma tampoco es mala idea para aumentar la seguridad. Esta en concreto es obra del diseñador Dennis Siegel, y va instalada bajo el asiento.

Reacciona a la proximidad o al mover la bicicleta, y se activa y desactiva mediante una tarjeta RFID. Lamentablemente todavía está en fase de prototipo, pero se espera que revolucione el mercado.

9) Una chaqueta con luces de posición.

Si no te gusta llevar parches o chalecos reflectantes cuando montas en bicicleta por la ciudad, esta chaqueta te ofrece una alternativa costosa, pero con bastante estilo.

Se trata de una chaqueta de invierno fabricada por la marca francesa de ropa para ciclistas Esthete Cycle. La prenda, además de abrigo, ofrece un curioso añadido: luces de posición.

La prenda tiene dos luces blancas en la parte frontal, y cinco luces más, de color ojo, en la espalda. Las pequeñas lámparas LED están integradas en el centro de unas arandelas cosidas a la prenda que pasan completamente desapercibidas cuando están apagadas.

La luz que emiten es visible, según Esthete, a una distancia de hasta 100 metros.Todo el sistema de cables está cosido y oculto entre la tela de la prenda, y se alimenta de un único módulo extraible (para poder lavarla) que se activa mediante un botón.

Las baterías tardan en cargarse tres horas y media, y su autonomía se eleva a 20 horas de uso.

10) Unos neumáticos de doble cámara.

Es una idea que lleva un tiempo intentándose aplicar a motos, pero nadie la había probado en bicicletas.

Ahora, el fabricante estadounidense de neumáticos Schwalbe y la firma alemana de accesorios de bicicletas Syntace se han unido para crear una nueva rueda de dos cámaras capaz de reducir el número de pinchazos.

Aún está en fase de desarrollo pero aseguran que podría salir a la venta este año.

El invento estaría pensado principalmente para bicicletas de montaña. En ellas, llevar las ruedas poco hinchadas ayuda a circular por terrenos abruptos y a absorber mejor los impactos. El problema es que eso aumenta las posibilidades de pinchazo.

Estas dos compañías trabajan ahora en una nueva rueda con dos cámaras de aire ¿Cómo funciona? Se compone de una cámara de aire interna, más cerca de la llanta, que se puede inflar a altas presiones, y de otra cámara por encima, que se puede mantener con presiones de aire más bajas.  La clave es que el segundo compartimento de aire no funcionaría con una cámara de tubo.