Savannah Venture y el casco.

En bicicleta de montaña el casco es como el cinturón de seguridad de un coche ya que es lo que nos va a proteger en caso de caída o accidente. Debemos ser conscientes de que los ciclistas vamos muy desprotegidos y somos un blanco fácil para los accidentes, por ello os recalcamos la importancia de protegernos lo máximo posible y, aunque según los propios fabricantes, los cascos  protegen en caídas de hasta 30 km/h, hay diferencias notables entre un casco de alta gama y uno de gama inferior.

CÓMO SABER SI UN CASCO ES DE ALTA GAMA O INFERIOR.

Hay una serie de diferencias como son por ejemplo, el peso o la superficie de ventilación que marcan la diferencia entre los cascos. En un casco de gama alta, el peso puede llegar ser de 190-180 gramos, y en un casco de gama inferior, el peso puede oscilar entre 320-330 gramos. Como veis la diferencia es notable, y aunque pueda parecer poco, las cervicales pueden resentirse pues aguantan 100 gramos más con inercias y movimientos durante toda la ruta.

En cuanto a la superficie de ventilación, un casco más sencillo tiene menos superficie de ventilación que un casco de gama alta que tiene prácticamente toda su cubierta llena de agujeros de ventilación. Esto, a pesar de que pueda parecer que vamos menos protegidos debido a los agujeros, es determinante para saber que es un buen casco: al haber menos material protector y más agujeros, el material debe de ser de muy buena calidad para resistir los posibles impactos.

Todos los cascos están hechos de un material llamado poliestireno expandido, pero no todos los cascos llevan la mejor calidad del poliestireno, así que un casco con muchos agujeros debe contar con una calidad mayor para proteger al máximo.

contador

Como podéis ver, el casco que empleó Alberto Contador durante el Giro, cuenta con amplios canales de ventilación y un peso moderado que puede notarse a plena vista, pues es un casco fino.

Además, los ajustes del casco también cambian. En uno de mayor gama el ajuste occipital suele estar más estilizado y cuenta con un ajuste vertical del que carecen los cascos de menor gama.

En cuanto a las características que no se ven, un casco de alta gama cuenta con una estructura interna esta tejida de tal manera que aumenta la resistencia del casco entero y además, consigue que en caso de accidente, el poliestireno no se quiebre. La forma que tiene el poliestireno de absorber la energía provocada en el accidente es quebrándose, y en un casco de gama inferior si nos caemos las piezas rotas pueden clavarse o separarse de la estructura, mientras que en un casco de más calidad esta estructura hace que, aunque se quiebre, siga formando parte del casco y siga protegiendo nuestra cabeza. Esta estructura puede ser de kevlar, de nailon o de carbono.

 

Este casco, debido a su calidad, cuesta aproximadamente 180 euros.

Este otro modelo, cuenta con agujeros más pequeños y una superficie muy gruesa con un peso de 250 gramos. Por ello su precio es de unos 45 euros.

 

TIPOS DE CASCO.

Hay una gran cantidad de tipos de casco, cascos de dirt o street (suelen ser cascos muy redondeados y sin visera), cascos de DH (cascos integrales similares a los de motocross pero más ligeros), cascos de ciclismo en ruta, cascos para contra-reloj (si, esos que parecen una cabeza de alien), cascos de XC, de enduro o all mountain…

Nosotros vamos a hablarte de los cascos de ciclismo en ruta y de XC o enduro que son los más habituales y los que seguramente utilizarás para realizar las rutas.

La principal diferencia entre los cascos de montaña y ruta es básicamente la existencia de visera en los primeros (el 90% de las veces puede ponerse y quitarse). Entre los cascos de ciclismo de montaña XC y All-mountain o Enduro, también existen ligeras diferencias, sobre todo en cuanto a su forma ,ya que los de enduro incrementan la protección en la zona occipital de la cabeza, presentando un aspecto más redondeado en esta zona y tienen un aspecto más “robusto” y muchas veces la visera algo más grande.

ALL

CÓMO AJUSTAR EL CASCO.

  1. En primer lugar, elegir el casco de la talla correcta.
    El casco debe ser cómodo y no apretar. Se debe ajustar a la cabeza tanto como sea posible, y sobre todo no debe moverse. A la hora de colocarlo, debes seguir estas instrucciones que aquí os dejamos:

2 . Ajuste de las almohadillas y dispositivo de bloqueo.

La mayoría de los cascos vienen con una varios juegos y tamaños de almohadillas de espuma recubiertas que deben ser lavables y confortables. Estas almohadillas se utilizan para «afinar» el ajuste del casco a la cabeza. Las almohadillas del casco deben tocar la cabeza de manera uniforme en todos los sentidos, sin que aprieten demasiado. El casco debe quedar nivelado en la cabeza, justo a dos dedos por encima de las cejas.

  1. Ajuste de las correas de sujeción.
    Colocarse el casco y abrochar la hebilla. Ajustar las correas para colocar el accesorio en «Y», (donde las tiras que vienen de dentro se unen) justo por debajo de la oreja. A continuación, ajustar la longitud de la correa de la barbilla para que quede cómodamente ajustada. Deben caber dos dedos entre la barbilla y el mentón cuando se cierra la boca.

Por último, recuerda que el casco caduca. Los cascos de bicicleta de montaña no son para siempre. Un casco de bicicleta de montaña debe ser sustituido después de la primera caída en la que haya sufrido un golpe aunque no se observe daño externo. El desgaste normal, el sudor y el polvo incrustado agotan y envejecen el casco. La vida típica de un casco es de 2-4 años.